Sé realmente que mi vínculo con el cine es especial. Lo sé porque me hace vibrar, me hace sentir y expresarme. Me siento afortunado de caminar amando todo este mundo que me está enseñando y dando lecciones en cada etapa de mi vida.

Este vídeo me conmueve mucho y de alguna manera puede expresar y representar lo que siento al mirar hacia atrás cuando recuerdo algunos rodajes.

Poner en marcha un cortometraje es algo muy serio. Hay que tener en cuenta muchos factores. Por lo general nuestros pensamientos y esfuerzos se centran en que hay que sacar el cortometraje adelante cueste lo que cueste. Como siempre se dice, es imprescindible partir de una buena historia, pero también lo es cuidar y confiar en el alma de todo proyecto. Hablo del equipo humano.

“Otaku, El Cortometraje” ha sido un máster que a veces no te enseñan en las escuelas de cine. Esperamos que con este vídeo podamos inspirarte si eres un joven cineasta o simplemente entretenerte con la experiencia que hemos vivido.