Crunchyroll y Toei Animation obligaron al cierre de las webs de anime online: AnimeYT y AnimeMovil reclamando derechos de autor. Los miles de fanáticos latinos del anime empezaron a donar entre 50 y 80 dólares a la web AnimeYT para que no la clausuren; resistiéndose a Crunchyroll que solo cobra 6 dolares mensuales. Pero la pagina no volvió así que decenas de usuarios han decidido ir más allá y han empezado a resubir sus animes favoritos en páginas de contenido pornográfico. Te pregunto ¿que opinas de que Crunchyroll quiera voltear a todas las webs de anime online siendo que ellos ni siquiera son los realizadores de los mismos? Déjanos tu opinión.