Película por la cual Bale agradeció a Satanás

Los gobiernos mundiales están conformados por políticos psicópatas y este es el caso del personaje de Christian Bale quien de una vida tortuosa generada por su alcoholismo consigue inmiscuirse en el congreso de los Estados Unidos y convertirse en el secretario de un famoso congresista interpretado por Steve Carel. En esta cinta veremos como el paso del tiempo va haciendo mella en el hasta convertirlo en un hombre adulto que sigue tras sus ambiciones de poder y se convierte en el vicepresidente de George Bush. Estamos frente a una tragicomedia muy oscura, que funciona como biografía de Dick Cheney (el personaje interpretado por Bale), que pasa de la depresión a la alegría sin escalas.

La cinta muestra lo sucio e inmundo que es el mundo de la política y como los que la efectúan lo hacen como una diversión sin medir que a causa de sus juegos miles de familias quedan fuera del sistema. El metraje también incluye el atentado que produjo la caída de las torres gemelas y la invasión de Irak como excusa para aquel atentado de falsa bandera que lo único que buscaba era apoderarse del petroleo. Aunque la película nunca muestra a los gobernantes haciendo planes para realizar aquel auto-atentado.

La película ha sido dirigida por Adam McKay y cuenta dentro de su elenco a Christian Bale, Amy Adams, Steve Carel, Sam Rockwell entre otros. La actuación de Bale es impecable a tal grado que se llevo un globo de oro por esto y por su maquillaje de envejecimiento sumamente real. Peliculón que se ríe de los políticos y del pueblo pero de manera nerviosa ya que lo hace para mostrarnos la oscura y cruel realidad.

Calificación: 8.7/10