En un ambiente futurista la contaminación y el caos están a la orden del día. La paz es una utopía demasiado lejana y las numerosas mafias hacen proliferar el delito al grado de extender el apocalipsis e inhumanidad sin miramientos. Hay mucha tecnología y robotica pero los gobiernos no pueden contra el vandalismo.

Lo que mas se admira del anime "Cobra" es la grandiosa capacidad de evocar y crear tecnologías futuristas. Las naves, edificios y paisajes al estilo "Blade Runner" abundan por doquier y nos trasladan directamente a un futuro en el cual la humanidad no solo convive con estas cosas sino también con mutantes y seres interplanetarios de temer. Las diversidades culturales están muy bien ejemplificadas en esta historia.

Cobra era un pirata espacial que combatía contra las fuerzas del mal (narcotrafico, trata de personas, etc) que un día se canso de luchar y decidió operarse el rostro y perder la memoria para comenzar una nueva vida. Afortunadamente luego recapacito y volvió a las andanzas.

La característica primordial de Cobra es que posee un Psicoarma la cual esta conectada a su brazo izquierdo y su conectividad hace que nuestro amigo jamas falle un disparo. Aparte, la misma esta cubierta con la piel de su articulación izquierda y el protagonista no dudara en sacar esa funda cuando deba defenderse.

Cobra es un anime juvenil que carece de la censura a la cual son sometidos hoy estas producciones. En sus capítulos podremos ver desnudos, violencia, gore, explosiones y muertes. Aparte, los protagonistas están lejos de ser meros adolescentes como lo son hoy en día y se los nota bien adultos y aguerridos. La serie tiene muchos clichés a la época de los 80 como ser personajes fisico-culturistas ataviados con trajes de spandex y mujeres en bikinis y paños menores. Y eso es algo que muchos agradecerán.