La llaman gala y aciertan porque en lo que está quedando es en pura feria de las vanidades; la llaman Goya y me desconciertan porque el arte no se ha visto por ningún lado . Cada vez entiendo mejor por qué el público abandona el cine español ,porque estamos cansados de vulgaridades . Había que escuchar durante unos minutos, que se hacían eternos , al presentador, Dani Rovira , y te preguntabas¿ a esto lo llaman cultura ? : joe , hostia, macho, tío , p madre..... y otras perlitas de mal gusto . Que no , que no nos gusta la chabacanería ;y menos mal que por fin ya no se presentan con vaqueros ni remangados sino que hasta el propio Pablo Iglesias ¡llevaba pajarita! ........casi me muero de la sorpresa.
Por lo demás ,la ´parte espectáculo , salvo el homenaje a Buñuel que fue impactante y Serrat cantando esa maravillosa canción al cine Roxi que tanto nos recuerda Cinema Paradiso , el resto era un desencaje infumable que si sirve de modelo a como se monta una película , tendría que sugerirles volver al primer curso de una Escuela de Cine .
¿ Qué clase de gentes de la cultura son que no pueden memorizar tres frases y tienen que sacar la anti estética chuleta? ,en este sentido Resines estuvo penoso
Solo hubo un momento emotivo en las entregas y fue ver la cara emocionada de Daniel Guzmán ante las palabras del que fue su mejor obra, Miguel Herrán ,al que en sus propias palabras ,cambió su vida .
Resumiendo : cada vez que veía a los actores entrar bajo aquella pancarta roja que más parecía una guillotina que un reclamo , yo pensaba que la cuchilla afilada va a caer sobre nuestro cine si no dan un giro de 90 grados